22 de junio de 2011

REBAJAS, NECESIDAD Y CONTINGENCIA




Hay dos noticias monguer que no pueden faltar en cualquier telediario o magazine televisivo tipo El ojo en Springfield cuando llega el verano: que va a hacer calor (FFFUUU) y que arrancan las rebajas. Y digo arrancan porque todos tenemos en mente esas imágenes de señoras peleándose por una faja a mitad de precio en la tristemente desaparecida Galerías Preciados. Aquellos tiempos, however, en los que podíamos gastar alegremente en las rebajas pasaron a mejor vida. Y es que a cualquiera que haya visto el debate sobre la negociación colectiva se le habrán quitado las ganas de pasarse por su H&M más cercano a comprarse una prenda de color mandarina (reference joke) con un irrisorio 25% de descuento sobre su P.V.P. original. A mí no. Las ganas de comprar cosas que no necesito no se me quitan jamás. Es crónico, pero lo combato con gracia: sólo me compro ropa en rebajas. Es por eso que para mí son estos días motivo de jolgorio, celebración y alegría, que, por otra parte, sólo dura hasta que llego al tienducho de turno y veo que sólo han rebajado lo más cutre. Parece ser que, como en el caso del parlamento, cuatro gerifaltes han consensuado que, por una mala decisión suya, que fue producir más color block del que podíamos efectivamente consumir, ahora nos toca comérnoslo por la fuerza, y creen que por rebajarlo unos eurillos no nos podremos resistir, manchas de maquillaje incluidas.

Pero si hay algo que me molesta especialmente en este perídodo de locura textil es el paternalismo de los medios de comunicación. Primero te cuentan la estadística "cada español se gastará de media 125€ en las rebajas" Y luego te la meten con el "los expertos recomiendan hacerse una lista para comprar única y exclusivamente lo necesario" ¿¿¿¿PPPPERDONA???? ¿lo necesario? ¡Cuan a la ligera se aplica este concepto! Las rebajas, y todos lo sabemos, están para comprarse MIERDAS como pianos amparándonos en el "es taaan barato". Las rebajas están para perder el control, para sumirse en una Rausch consumista que culmina al vaciar las bolsas cuando llegas a casa y te preguntas "¿en qué coño estaba pensando cuando me compré esta camiseta de lentejuelas en la que pone "sExY mAma"? Ah sí, ¡tres euros m´ha costao na más!"

Así que lo de la necesidad y la contingencia pa Santo Tomás de Aquino. Y vosotrxs (perdonad por mi lenguaje inclusivo, cosas de la revolución) a gastaros los 125€ de media en cosas que no necesitáis, el sistema os necesita más que nunca.




8 comentarios:

J0sh dijo...

Primark ha hecho mucho daño a las rebajas, MUCHO. O al menos eso noto yo en la gente que conozco y en mi mismo.
Ahora vas a h&m (por poner un ejemplo 'meinstrim') y ves algo rebajado super feo, con tentación de comprarlo como dices tú, y no lo haces porque la frase ahora es "en Primark con ese dinero me compro DOS cosas igual de feas"

Nina dijo...

Yo aprovecho estas fechas veraniegas todos los años para darme a la 'pazza goia', como todas, poseídas por el consumismo irrefrenable de 'no tengo nada que ponermeeeee y hemos cambiado de estaciónnn'. Pero este año no me da ni para bragas del cajón del Etam (ritual que cierra mis rebajas en época burbujil de la alegría). Intentaré desviar la atención de mi ropa desfasada tuneándome súper trendy con un colorete chinil tono mandarina -.-'

Maria Ortega dijo...

No sé si soy capaz de expresar con palabras todo lo que me gustan tus posts (y sin parecer una cutre-novata-bloguera-quesoloquierevisitas ni una super-pelota-pringada). Pero la verdad es, que me parto el culo, pienso, reflexiono, me parto el culo... En fin, todo eso.

Respecto a las rebajas... a mí, como a Nina, no me llega ni pa bragas y en caso de que me llegara, me las compraría en Primark, como dice Josh...

Y respecto a lo de las setas y los vascos... Yo voy mucho de Rolex, es un buen deporte.

Ah! Y a mí las mandarinas siempre me han sabido amargas, chica... No sé por qué.

Sophie Carmo dijo...

Como siempre, muy buenos tus posts ejejejeje Cuántas veces me habré preguntado lo mismo y cuántas no habré comprado cosas que luego no uso. Espero no gastar mucho este año que soy voluntaria jejee Saludos

FashionFreak dijo...

Joder, pero cuánta razón tienes siempre con tus post, y aún encima me parto de la risa leyéndote, me encanta ese tono irónico que usas (yo es que soy una gran fan de la ironía y el humor macabro jeje).

La verdad es que sí, las rebajas están para que consumamos todos como locos cosas que no necesitamos para nada, pero que "no podemos" dejar en la tienda porque están tan baratas que sería un delito dejarlas ahí. Y a lo mejor si estuviese al precio original pasabas de largo, pero al menos yo basta que vea un 50% para que me vea atraída cual hurraca por el oro jaja
De todas formas creo que estas rebajas me voy a contener un poco... al menos debería hacerlo, básicamente porque tengo que ahorrar para pagar los plazos de la nueva cámara que me he comprado y sobre todo porque tengo mil millones de prendas que no necesito. Pero bueno, que a mí la contención nunca me fue mucho... así que seguro que acabo cayendo también como una borrega en los saldos. ¡Viva el consumismo rebajil! jajajaja

1 beso

MeryMeli dijo...

jajajajajajaja me ha encantado tu "definición" de las rebajas! estoy totalmente de acuerdo y... a quién no le ha pasado de llegar a casa y decir: porqué me compré esto jajaja
A mi también me encanta comprar "mierdas" aunque cada vez con más gusto jajajajaja Un beso
Te sigo!

http://bimbaymery.blogspot.com

Paula J. dijo...

Pájara! Buen post. Estoy deseando disfrutar de las rebajas juntas este viernes!!

Besi

Luciana Carvalho dijo...

Excelente post! me parto de la risa! hahahaha besos guapetona! ;*