25 de agosto de 2011

EL CREPÚSCULO DE LOS CUPCAKES








Sí. Ha ocurrido. Cuando creíamos que el mundo del fascículo septembrista ya no tenía nada más que ofrecernos, nos sale con esto. Cumpliéndose la cadena alimentaria de las modas, siendo las rancio- bloggers trendsetters y sus fieles lectoras early adopters, podemos afirmar que el apasionante mundo de los colorantes cancerígenos y la manga pastelera está por fin al alcance del vulgo o mainstream.
La industria del fascículo ha caído rendida a los pies del fetiche supremo de toda cursiblogger que se precie: el omnipresente cupcake. Los detractores de tan insufrible moda hiperglucémica estamos, sin embargo, de enhorabuena, ya que este lanzamiento sólo puede significar una cosa: el cominezo del declive del hype de las magdalenas a 4 euros la pieza, si prestamos atención nuevamente a la cadena alimentaria de las modas. Cuando éstas alcanzan la plaza del pueblo, firman su sentencia de muerte. Si, finalmente, y a pesar de toda la coacción ideológica a la que os estoy sometiendo, os decantáis por hacer la colección, guardad los moldes con mimo para el futuro, porque dentro de veinte años los chuffins encandilarán a vuestras hijas. Y a vosotras, siguiendo las enseñanzas nietzscheanas sobre el eterno retorno, os parecerá una horterada, como les parecen a nuestras madres las hombreras o el tie- dye. Yo, que soy moralmente superior a la mayoría, no necesito que pasen dos décadas para darme cuenta de que los pastelitos de colores son una mariconada de proporciones, y abogaré siempre por el dulce autóctono, ya sea en forma de yemas de Santa Teresa, miguelitos de la Roda o macabros huesos de santo. Para que luego me tilden de antipatriota. Ay, señor, que paciencia...

16 comentarios:

dory dijo...

Yo, es que le hago hueco a todo... al sobao pasiego de 200gr, y al cupcake rosa fosforito...
Así que te entiendo, y los entiendo xD

De todo y nada dijo...

jajaj! de verdad que con lo ricas que están las magdalenas martínez...la próxima colección será sobre DIY, lo estoy viendo, con tachuelas, lentejuelas, pantalones levi's vintage...

Anita Patata Frita dijo...

Mmm miguelitos... nena paciencia!

Bor dijo...

Yo hice unos cup cakes hace tiempo que me han quedado geniales, los puedes ver en el blog!

Un beso

Los outfits de Lorena dijo...

yo es que nunca he probado un cupcake, porque me da como cosica comer algo de tan colores fosforitos, no se, donde estén las magdalenas martínez...

Nuria dijo...

- Mamá, mamá, hay unos extraterrestres en la puerta.
- Ah, sí, ¿y qué te han dicho?
- Que son del Planeta De Agostini

Nina dijo...

La única diferencia entre el Choconova y este apetecible fascículo de Agostini es, que en lugar de niños extremadamente felices, han usado para la publicidad a una señora del tea-party con mucho tiempo libre y un salón ideal para jugar al tiro a la taza. Mañana me voy al chino, porque estoy convencida de que hay un juego para niños que tiene más figuritas de molde que este intento de fascículo desesperado para volver a conquistar a las amas de casa y a esa franja de población formado por jóvenes trendy aturdidas por el aroma vintage.

Anii dijo...

Yemas de Santa Teresa!!!
Ummm mi perdición.

Besitosssssss

Diana y Julia (sommes démodé) dijo...

jajaj que pasa que no te gustan??? está claro que es una moda, y gracias a dios con los años un muffin o cupcake no te costara 3 euros la unidad, aunque hay que decir que están muy currados y son deliciosos! me declaro fan de ellas! pero no me gusta cocinar asique,,, esos fasciculos no son for me... ;-)
muaks

Diana

allthatshewants dijo...

yo estoy pensando en hacer un "shooting" en la zetarea de mi pueblo, con los percebicos, ya verás que in!

INTERSEXCIONES dijo...

Un placer cancerígeno a 600 kcal por pieza.

Elena Lovecat dijo...

Y lo divertido que va a ser ver a las chonis de mi pueblo comiéndose un cupcake?
O esas futuras conversaciones con las señoras de la pastelería: "-Me puedes dar un cupcake? -Un qué? -Una madalena fosforita"
Valdrá la pena, seguro.

Anónimo dijo...

sabes q eres brillante? y ya que estoy, compra la primera entrega anda.
en serio, quiero un molde.

hermanuchi

MISTER Calamity Cool dijo...

¿Tu sabes lo que yo te adoro? ¿Tu sabes lo que supone para alguien como yo que había perdido toda esperanza leer frases magistrales como "Yo, que soy moralmente superior a la mayoría, no necesito que pasen dos décadas para darme cuenta de que los pastelitos de colores son una mariconada de proporciones"? En serio te lo digo, el día que realmente confirmen lo dañino de ese colorante rosa estaremos riéndonos con los carrillos llenos de magdalenas de la bella easo. Color magdalena de toda la vida.
En Cibeles estoy allí para echarnos unas risas con el panorama.

Un besote!

Gloria dijo...

Creo que en Fukushima los pastelitos son rosa fosforito sin necesidad de tanto colorante alimentario...

Cristina dijo...

No seas mala ¿ Tu sabes lo horrible que se siente una pija diciendo : " un café y un sobao" ?
Necesitan lexatin .
Cup cake es taaaan monoooooo