2 de abril de 2012

FEAR AND LOATHING EN LOS MEDIOS



Aunque, como buena sagitario, tengo madera de amado y respetado timonel, si voy a manifestaciones y otros actos de carácter masivo, tengo a bien mezclarme con el gentío, adoptando sus pegadizos cánticos con fervor. Lo que viene a ser que, allá por mayo del año pasado, cuando me dio por esto del politiqueo y el activismo chic (pertenezco a la generación del cursilísimo "Dormíamos, despertamos", y a mucha honra) me sorprendí a mí misma gritando cosas como "¡Qué viva la lucha de la clase obrera!", cuando en casa hemos sido pequeñoburgueses de toda la vida de Dios.


Filósofa Frívola cuando era una pequeña burguesa


He de admitir que no tuve muy claro en qué consistía eso de la pequeña burguesía hasta bien entrada la veintena: me pasé toda la infancia creyendo que mis padres me llamaban "pequeña burguesa" con retintín, en plan "qué tiquismiquis eres, cariñín". También cabía la posibilidad de que, al cumplir los dieciocho, y midiendo ya más de un metro setenta, me pusieran las maletas en la puerta, despidiéndome con un "Mírate, ya estás hecha toda una burguesota, ha llegado el momento de salir al mundo a buscarte las habichuelas".

Pero resultó ser que la pequeña burguesía era otra cosa, una especie de ni chicha ni limoná de las clases sociales en la que yo no me sentía nada a gusto, porque mi familia es oriunda del Valle del Kas, y lo más hip por aquellos lares es ser proletario, tener carnet del Rayo, ir a tomar unas cerves al Hebe y demás parafernalia obrera.
A causa de este cacao referencial y este penoso desarraigo, andábame yo a las manis del 15M a echarles la bronca light, de buen rollo, a los punkis descamisaos del megáfono. Les decía que no, que no, que no me representaban, porque yo no era de clase obrera, pero que las ETTs que nos puteaban y ansiábamos ver arder eran las mismas. Les explicaba que el proletariado y la pequeña burgesía habían pasado a ser prácticamente una y la misma cosa, como en los países "en vías de desarrollo", en los que sólo hay ricos y pobres. Como solían responderme con gestos de no entender bien mi idioma, un día ya por fin opté por mimetizarme y dejarme de gaitas.
A partir de ese momento, obrera como la que más: mis padres, comprensivos, no me desheredaron cuando les conté lo de mi nueva confesión, y pude, por fin, desgañitarme sin pudor coreando aquello de "¡Obreros y estudiantes, unidos y adelante!", habiendo dejado de formar parte de la segunda categoría hacía ya unos añitos.


Atardecer vallecano


Seamos sinceros: ¿a quién no le ponen un poco berraco las consignas revolucionarias? Lemas tan contagiosos y excitantes, como ese de "¡que no, que no, que no tenemos miedo!" ¿Cuántos de vosotros habéis pensado "pues yo al igual un poco sí, ¿eh?". Mi bocaza de nimileurista cabreada extiende cheques que el canguelo de estar en primera línea de artillería no puede pagar. Así que, mientras todos gritáis con gran convencimiento y firmeza, manos en alto, frente a esos que eran hombres y ahora son polis, yo hago playback. Y me suelen temblar las rodillas.

...

Sin embargo, me hallo aquí hoy para hablaros de otro tipo de miedo, uno que roza la paranoia Minority Report, o algo de eso futurista: V de Vendetta, monitorización en redes sociales, niñas, esconded las convicciones políticas que viene el de Recursos Humanos.

El martes 27 de marzo me entrevistaron en Canal Extremadura radio, en el magazine matinal "El sol sale por el oeste". Me comentaron que habían descubierto el vídeo de Loewe, que mi blog les había resultado curioso y que querían saber más de mí: I just can't get enough of that wonderful Filósofa Frívola. La cosa fue bastante bien, muy tranquilito y moderado, hasta que uno de los conductores del programa hizo la siguiente semi-afirmación, dejándome en estado de catacrockerción:

Conductor del programa: Lo que pasa es que luego habrá trabajos en los que te costará defender el blog, ¿no?
Mi menda: Eh, ¿cómo? ¿a qué te refieres?
Conductor del programa: No sé si habrá trabajos en los que te digan que un blog de ese tipo es demasiado radical...

PROBLEM, RECURSOS HUMANOS?

(Si queréis oír lo que le contesté, y creo que merece la pena, aquí podéis escuchar la entrevista completa a partir del minuto 36.)

Aún no he parado de reírme. ¿Defender el blog? ¡Como si del honor de Genevieve se tratara! Al parecer ahora en las entrevistas de trabajo, en lugar de preguntarte si planeas quedarte embarazada, te interrogan con ahínco para que confieses si escribes un blog radical. Vamos, que puedes ser el mejor analista de sistemas de la provincia, pero ojito con hacer una crónica de tus vacaciones en Cuba, no vaya a ser que el jefe sea fans de Los Clones de Intereconomía (paradójicamente el único programa que no hace gracia de toda la parrilla de la cadena).

...

Unos días después, trasteando en twitter, comprendí lo que me quiso decir el señor conductor del programa. Me encontré con el caso de Sara Solomando, presentadora del magazine "Ahora Extremadura", que se emite en Canal Extremadura TV, despedida al resultar "incómoda y peligrosa" a la productora responsable del programa, que ya trabajaba con el canal en tiempos del PSOE, y ahora, con el PP al mando, no tiene intención de arriesgarse a perder el contrato. Vamos, el clásico chaqueterismo empresarial que se cobra una víctima en forma de purga ideológica.

Al final resultó que el señor conductor del programa de Radio Extremadura no iba tan mal encaminado: ¿en cuántas ocasiones no nos darán una oportunidad por considerarnos peligrosos o poco afines a la ideología del medio/empresa? Ser antivida y quemar iglesias no tiene por qué ser óbice para realizar nuestro trabajo, cualquiera que sea, con exquisita profesionalidad.
¿Qué ocurrirá cuando manchemos nuestros impolutos antecendentes penales con un delito de terrorismo por agitar las manitas en una asamblea de la comisión de reiki? Y lo que es peor, ¿cuántos camaradas cuestionan mi compromiso político por haber presentado un programa junto con Russian Red? Sois de traca.




Todo mi apoyo y cariño a Sara Solomando. No estás sola. Y no olvides que no, que no, que no tenemos miedo.


15 comentarios:

Sophie Carmo dijo...

La verdad es que no deberíamos pero sí esto de estar en las redes sociales nos expone a ese tipo de cosas, a que nos juzguen por lo que pensamos y no por nuestro trabajo :-S

Anita Patata Frita dijo...

Pues si el señor del programa tiene toda la razón y ahora recursos humanos mira tu currículum, tu fb, tu tw y todo lo que tu tengas en la red... a mi me lo explican en cursos "apostica" para ello.

Nina dijo...

No puedo creerme que no lo hubieras pensado... Siempre estás en todo, y los pequeños detalles son lo más importante, querida.
Pero vamos, es obvio que si tienes un superior, para esa persona es mucho más cómodo tener un buen profesional a su cargo que se 'manifieste' poco, a alguien con convicciones tan fuertes. La gente es cómoda en ambas direcciones.
Aunque juegas con la ventaja de DESTACAR y si das con un jefe muy molón, te contratará emocionado por haber dado contigo.
[Un 10 en redacción y vocabulario, da mucho placer leerte].

Elisabeth dijo...

fabulosa, con esa vocecica y lo bien que habla!
pues casi mejor, si vas a tener un jefe que no va a apostar por tu valía, ni respetar tu intimidad no merece que te peles el culo por su causa.
No tener miedo mola
;)
(mi jefe me respeta...por la cuenta que le trae)

Dianespotting dijo...

Yo perdí un trabajo de au-pair (ay, qué joven y lozana era yo entonces) por ser una chica "demasiado pública". Y no, los papis ingleses no querían decir que yo fuera liándome con el primero que pillaba (que en parte un poco, pero eso es otro tema), sino que tenía facebook y participaba en foros y blabla y temían que yo mancillara su privacidad.
Afortunadamente he ido a parar a un sitio maravilloso de trabajo donde mis jefes son del opus pero yo voy a la huelga (la única de mi curro, ueeeeh) sin consecuencias laborales y encima me preguntan por el desarrollo de las manifestaciones y se alegran que haya participación activa del 15M (y esto parece de cachondeo pero es verídico total)
Supongo que en los curros deberían dejarse ya de memeces y darse cuenta que somos empleados sólo las horas de trabajo y no las 24 horas del día

Mila García dijo...

la gente tiene muchos prejuicios. ¿por qué no puedes hablar con russian red, escribir tus ideas en tu blog y hacer bien tu trabajo al mismo tiempo? y no sé, además de comer helados de fresa pero odiando las fresas con nata. las personas somos así, tenemos un montón de facetas. y en realidad eso es lo mejor ;)

xxx

Piter dijo...

No había tenido la oportunidad de escuchar tu entrevista hasta el día de hoy, y chica, de tanto quitarme el sombrero ante ti se me está cogiendo un dolor de brazo...
Gracias al Cristo del Gran Poder que te conozco, que no temo a alabar tu buen hacer, tu carisma y tu disposición tan admirable al tener las ideas claras; que no me da la sensación en ningún momento de estar haciéndote la pelota. Porque no, porque tener una líder así es súper guay, alguien a quien puedas tener como ejemplo y a quien admires en muchísimas cosas. GRACIAS por ser así, de verdad. (Esta es la típica conversación que tendría contigo con un kalimotxo en la mano en algún garito de Madrid, borrachos hasta las cejas, pero como ves, me sale de dentro con facilidad, porque me gusta ser "fans" tuyo).

Sigue así, sin ti me sentiría muy solo en este mundo de blogs pedantes y superfluos, un mar de niñatas con cerebro vacío y armarios llenos de zapatos de Blanco de temporada.

PD: En el programa, los has dejado a cuadros! Yo creo que cortaron la entrevista ahí porque no sabían que contestarte. No se han dado cuenta de con quién se la estaban jugando hasta que oyeron tu respuesta, que no te costó en ningún momento soltar; no te la pensaste ni lo más mínimo. Una respuesta que fácilmente habría dado yo también ;)

Ahora es cuando te pido tema.
Mil millones de besos de chocolate!

dory dijo...

- "En fin".
Bravo por el locutor. Lo que no entiendo es como no le aplaudiste, con una respuesta así de extensa y con tanto sentimiento... pobrete, debiste dejarle fatal :S
No había oído la entrevista. Si te lo había leído en Twitter, que lo mencionaste, pero ya sabes, lo que dejas para mañana no lo haces ni pasao...

Por cierto, me encanta ese paraje Vallecano. Me encanta tus fotos de ambientación!

Besico!

FashionFreak dijo...

Ahora al leer tu post me acabo de acordar de un profesor que tuve en periodismo que me suspendió por "andar con gente peligrosa"... ¡pero así me lo dijo el tío, eh! Y todo porque le tenía manía a uno de mis amigos, que según él era de ETA (y al que también suspendía, claro)... que el chaval ni era de ETA ni leches, simplemente había estudiado en el Pais Vasco y era nacionalista.

En fin, todo esto viene porque por desgracia sí, en muchos empleos (o en escuelas/universidades) todavía te valoran por algo más que tus aptitudes y tu capacidad para desempeñar tu trabajo. Y supongo que ahora con esto de las redes sociales lo tienen más fácil, una búsqueda en google del nombre y hala, ya te tienen fichado!
A mí desde luego me parece indignante, qué más da si eres de izquierdas o derechas, si eres gay o hetero, si vas a manis o no... pero supongo que en muchos sitios no lo ven así.
Menos mal que en el Mcdonalds les importa un pimiento lo que yo piense o deje de pensar... ah, y no es un curro de mierda! (que me indigno como el otro día en fb jaja)

Sara dijo...

Hola,
muchísimas gracias por el post y por el apoyo. Esto se resumen en que he sido su tonta útil, mientras estaba el PSOE les venía bien, y ahora que gobiernan otros, no tanto.
Que yo afirme que Red Madre es una organización antiabortista y no provida, y cuyo fin es ganar adeptos para la Santa Madre Iglesia financiado embarazos a mujeres desheredadas no sienta bien.
No les gustan las cuentas en twitter, y si no, podéis comprobar el último tuit que ha dejado mi sustituta:
Cecilia Cano ‏ @CeciliaMCano

Twitter off una temporada. Tengo que centrarme y estar a tope para mi nueva etapa ;)


¿Libertad de expresión? Ja...
En fin... Me caliento...
Un beso enorme y muchas gracias!!!!
S.

Cristina dijo...

Jajajaaaaa
¡Si al final va a ser un chollazp ser funcionaria que te bajan mucho el sueldo pero no te quitan el trabajo nunca ,que es tuyo, que te lo ganaste en una oposición y te prometieron que era para toda la vida ......
Que aunque tengas un blog que llames zorra a la alcaldesa tu trabajo no te lo pueden quitar ....
¿O si?
Si.
¿No?
Algún dia cercano quizás miren los blogs de las enfermeras para hacer MAS recortes en Sanidad

Gloria dijo...

Menos mal que mi blog es super amable y noñi...Ahora, como miren el face, estoy perdida

Atina AlGa dijo...

Algún comentario parecido lei en el blog de un fotógrafo del que ando yo colgada.
http://lacomunidad.elpais.com/habla-chucho-que-no-te-escucho/posts
Sin miedo!

Señorita Sunshine dijo...

De ahí la dificultad añadida de encontrar trabajo (semi imposible per se, claro) si tienes principios y no quieres mentir. Porque preguntarte te preguntarán. Y claro, trabajar para gente que no explota y comparte pilares con una... es más q un sueño, no?

Daniel Sánchez dijo...

Esto refuerza mi convicción.

Sigamos hacia adelante y en algún momento alcanzaremos masa crítica para un desmontaje sostenido de toda esa estructura de gente mezquina.

Toda mi solidaridad hacia las personas represaliadas laboralmente a causa de su activismo digital. Hay dos frentes: el de combatir esas injusticias cuando se producen y el de seguir construyendo un mundo sin jefes donde sólo cuente la capacidad real a la hora de llevar a cabo una acción.

Desde el punto de vista de la eternidad, estar bien adaptada a esta efímera paradoja de competitividad que tiende a dar más importancia a la apariencia que a la realidad es una disfunción severa.

Alegría para luchar, ¡organización para vencer! ¡¡Sí se puede!! :)